gotorresgomora berlin

Berlin: Europeos 2017

Desde Londres donde hemos empezado los 6 días, es momento para hacer el resumen de estos recién finalizados campeonatos de Europa, que hemos disputado el pasado fin de semana en Berlin.

Unos europeos con sensaciones encontradas, ya que he disputado dos pruebas en las que he tenido dos comportamientos diferentes. El sábado por la tarde, disputaba la prueba de puntuación. Durante los últimos años he estado disputando el scratch, pero tras unas últimas carreras donde no había terminado de sentirme cómodo ya que me veía muy vigilado, consideraba que era el momento de cambiar y es por lo que decidí de manera consensuada con nuestro seleccionador cambiar por la puntuación.

Antes de la carrera me sentía bien, estaba tranquilo y sin ningún tipo de presión, quizás la única preocupación fueran los dolores de espalda de hacía un mes escaso pero que ya consideraba superados.

Cuando empezó la carrera, estuve atento a todo, iba bien, pero con el transcurso de la misma esas buenas sensaciones fueron yendo a peor, además agravadas por el hecho de estar a punto de quedarme cortado en un par de ocasiones por circunstancias de la carrera y me vi obligado a hacer mucho desgaste para conectar con el grupo principal. Aún así intenté escaparme un par de veces para recuperar los puntos de desventaja sin conseguirlo, por el marcaje de varias selecciones.

A falta de 30 vueltas, y visto que ya no podía conseguir mejorar y no me terminaba de encontrar bien, decidí terminar con todos pero sin hacer locuras que me pudieran hacerme sentir muy cansado para el día siguiente que iba a correr la madison.

Finalmente llegué con todo el grupo acabando en la decimocuarta posición, en una carrera cuyo resumen sería “de Más a menos”.

Y en eso, y sin apenas tiempo para descansar, pero con muchísimas ganas, llegaba una fecha marcada en rojo: la disputa de la madison. Estuve descansando el domingo por la mañana, repasando “las redes” y la prensa y preparándome para la carrera de la tarde con mi compañero A. Torres.

A las 14:00 y “retransmitiéndolo” a través de nuestro nuevo proyecto #GoTorresGoMora , partíamos del hotel concienciados y preparados.

Durante dos horas, preparación, calentamiento, mentalización y a las 4 empezaba el gran reto: intentar conseguir el oro europeo por tercer año seguido.

La carrera se iba desarrollando como más o menos esperábamos, empezamos a conseguir puntos una vez transcurrido el primer cuarto de la carrera y vigilábamos más o menos la carrera (igual que nos vigilaban a nosotros). Pero toda esa calma, se vio trastocada al haber una caída de un grupo de tres corredores, en el que casi nos vimos involucrados, y donde nos quedamos ligeramente cortados frente a un primer grupo. Esa circunstancia nos obligó a tirar para coger al pelotón principal que una vez alcanzados vimos como un grupo de tres selecciones se escapaba y conseguiría coger vuelta.

Aún a pesar de eso, no nos pusimos nerviosos y continuamos haciendo nuestra carrera, íbamos en 4-5 posición puntuando de vez en cuando hasta que viéramos la oportunidad de escapar para coger vuelta. Tras varios intentos y a falta de 50 vueltas, decidimos dar el golpe definitivo, salimos a muerte y conseguimos abrir hueco, tanto Albert como yo nos pusimos a gran ritmo, aunque por detrás de nosotros también saltó la pareja belga dispuesta a conseguir la vuelta con nosotros.

marcador

Y en uno de los relevos que me dio Albert, cuando subió ligeramente para coger la parte superior de la pista cayó al verse arrollado por uno de los ciclistas belgas. Una caída muy fuerte en la que me vi obligado a no poder darle el relevo, ya que además Albert quedó muy dolorido incluso pensando en alguna posible rotura. Este hecho hizo que bajara mucho nuestra intensidad , y que los belgas también decayeran en su ritmo y fuimos finalmente absorbidos por el grupo.

carrera

Aún a pesar de ello, y de los dolores de Albert, a falta de 17 vueltas lo volvimos a intentar, queríamos una medalla costara lo q costara . Gran empujón , abriendo hueco con todo el grupo, grupo donde reaccionaron selecciones que no tenían nada que hacer para nuestra sorpresa. La distancia se fue haciendo grande, conseguimos el sprint a falta de 10 vueltas, pero finalmente y dado el empuje de los líderes de la prueba con la ayuda de otros, además de nuestras fuerzas mermadas no conseguimos esa ansiada vuelta que nos hubiera metido de lleno en la lucha por las medallas.

Finalmente “solo” pudimos ser quintos, aunque en este caso creo q de manera muy honrosa. A nivel personal este día mis sensaciones fueron muy buenas, me sentí bien, fuerte y creo sinceramente que de no haber sido por la caída de Albert hubiéramos conseguido algo más. Pero es lo que tiene el deporte : a veces no salen las cosas como esperábamos.

Ahora pasados un par de días, lo sigo viendo igual y continuo estando muy ilusionado para hacer grandes cosas, llegan las Copas del Mundo y tenemos que estar a la altura.

Espero no haberos defraudado y que como siempre me continuéis apoyando como hacéis.

Un gran abrazo.

0 comentarios

Escribe tu comentario

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

2 × 1 =